10 tipos de aceite que probablemente no conozcas

Fortalece el sistema inmunológico, lucha contra el colesterol malo, disminuye la presión arterial y alivia los dolores en las articulaciones. Estos son algunos de los grandes beneficios del aceite de oliva, el producto estrella de la dieta mediterránea. Además, cuenta con un reconocido valor nutricional y gastronómico. Se puede tomar en crudo o cocinado, en todo tipo de alimentos. Ideal para llevar una vida saludable.

Hay aceite de oliva para todos los gustos. Se puede clasificar según la variedad de la aceituna, su tratamiento y los alimentos que se añadan. También hay productos ecológicos y de calidad premium. En Delicatessen Ojeda tenemos a la venta más de 10 tipos de aceite con una gran relación calidad-precio. A continuación, te contamos algunos secretos y las principales propiedades de las variedades de aceite de oliva más utilizadas.

1- Aceite de oliva Picual

La variedad de aceituna más cultivada del mundo. En nuestro país, ya alcanza más de un millón de hectáreas. Se consigue un aceite afrutado con pequeñas sensaciones amargas y picantes. Además, cuenta con un aroma particular. Recuerda a madera fresca, a higuera, con toques de manzana y almendra. Se utiliza en frituras, rebozados, guisos, tostadas y para aliñar ensaladas, También es un buen conservante de alimentos por su alta estabilidad. La Picual es, sin duda, un aceite de oliva virgen extra de gran calidad.

2- Aceite de oliva Cornicabra

El rey de la salud. El aceite Cornicabra es una de las variedades más saludables, o la que más, por su alto contenido en polifenoles. Tiene efectos preventivos a enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o cáncer. En cuanto a su sabor, es peculiar, intenso y muy aromático afrutado. Además, posee un amargo ligero y un picor un poco más intenso. La Cornicabra es la segunda aceituna española que en más superficie se cultiva. Habitual en Madrid o Barcelona. Se utiliza en ensaladas, aliños y frituras.

3- Aceite de oliva Arbequina

aceite

Un tipo de aceite dulce. El sabor es muy suave, con un olor fresco y afrutado. No tiene ningún regusto amargo. La Arbequina es una aceituna pequeña que madura en poco tiempo. Su cultivo es muy productivo. Por ello, se convierte en uno de los productos más exportados. Es ideal para el inicio del consumo de aceite de oliva en niños y personas no habituadas. Se utiliza en la elaboración de mayonesas, repostería, tostadas, ensaladas, pescado y mariscos.

4- Aceite Arbequino al humo de roble

Se realiza a partir de la variedad Arbequina. Para obtenerla, se infusiona en frío al humo de roble y otras maderas nobles ecológicas. Así, asocia ese aroma fresco de este tipo de aceituna con un cálido toque caramelizado, de toffee y vainilla. El resultado final es una agradable esencia ahumada. Ideal para el uso en crudo tanto en carne como en pescado. También para aliños de ensalada y salsas.

5- Aceite de oliva Coupage

Este tipo de aceite se obtiene con diferentes variedades aceitunas en distintas cantidades. La mezcla se realiza en la fase de molturación y siempre se utilizan frutos sanos que garantizan un aceite de máxima calidad. Esto permite que se aprovechen los distintos tipos de aceitunas de una misma zona geográfica. Además, cuenta con un gran atractivo al combinar sabores en un producto que es similar a lo largo del año. Perfecto para salmorejos, gazpachos y otras recetas con tomate y conservas.

6- Aceite de oliva con boletus

La mezcla de aceite y este tipo de seta es uno de los condimentos más populares. Se agrega el sabor de los boletus de una forma sencilla a cualquier tipo de alimento. Su agradable amargo es una garantía de su alto contenido en antioxidantes y polifenoles, que contribuyen a evitar enfermedades neurodegenerativas y retrasar el envejecimiento celular. Su uso es agradable en un plato de pasta, arroz, crema de verduras, pescado o salsas de queso.

7- Aceite de oliva con trufa negra

Impregnar el aroma de la Trufa Negra en el aceite de oliva. Unas pocas gotas son suficientes para conseguir un intenso sabor en cualquier comida. Destaca por su gran gusto, imposible de olvidar. Se utiliza en ensaladas, vinagretas, pasta o simplemente con pan y sal. Se recomienda en platos fríos o de baja temperatura como huevos fritos, cremas, patatas o purés. También permite conseguir un toque especial en bechameles, mayonesas o pizzas.

8- Aceite de oliva trufa blanca

Otro de los aromatizados estrella. Es ideal para marcar la diferencia en una tabla de embutidos, en conservas y arroces. Además, es muy popular en la nueva cocina ya que destaca por su gran aroma y sabor. Su uso tiene un único objetivo: convertir cualquier plato de pasta, arroz, ensalada, carpaccio, carne, verdura o pescados en único y delicioso. Los comensales no podrán resistirse a su sabor.

9- Aceite de oliva ecológico

aceite

Perfecto para los que reivindican una alimentación ecológica, totalmente natural. Este tipo de aceite se obtiene directamente d

e aceitunas a través de, únicamente, procedimientos mecánicos. Además, es muy sencillo distinguir este producto. Si cumple los requisitos, aparece un sello de garantía de la Unión Europea en el envase. Así, se asegura al consumidor que no tiene residuos de fertilizantes sintéticos ni pesticidas.

10- Aceite de Aguacate

Sin azúcares, edulcorantes, lactosa ni huevo. Un producto 100% vegetal. Se elabora por su gran valor nutricional y porque reduce el riesgo de contraer enfermedades. También tiene beneficios en belleza. Es una variedad que es perfecta como ingrediente en recetas frías y templadas. También para elaborar salsas, ensaladas, hummus, patés, o como acompañamiento de frutas frescas, pescados a la parrilla o verduras salteadas. Recomendable para aquellos que tengan curiosidad por probar nuevos sabores.