¿Crees saber lo que comes? 5 mitos falsos sobre los alimentos – Parte I

La alimentación es un tema base para la supervivencia de los seres humanos en la Tierra. Es un tema que ha levantado grandes intereses a lo largo de la historia. La desinformación y la ignorancia acerca de muchos de estos alimentos provocan que se malinterpreten muchos de sus usos. A raíz de esto han aparecido mitos que han desencadenado en un cambio en el comportamiento alimentario y en las rutinas alimentarias de mucha gente.

La creciente preocupación por una dieta alimentaria saludable y los ingredientes de estas han provocado que se propaguen algunas premisas que no siempre están avaladas por la ciencia. A numerosos alimentos le han sido atribuidos características falsas debido a estos mitos o falsas creencias.

Como los alimentos tienen un componente tanto biológico como cultural, estos mitos se han extendido en nuestra sociedad gracias al boca a boca a través de diferentes generaciones o también por los tipos de publicidad engañosa a los que estamos sometidos actualmente.

No obstante, hoy en día y gracias a una amplia base científica, es muy posible desmentir estos mitos, a veces muy arraigados en la población, gracias a los consejos y opiniones de profesionales de la salud y nutricionistas.

A continuación desmentimos 5 de estos mitos:

1.- EL PAN ENGORDA

alimentosEsto es falso. El pan es un alimento que no tiene niveles elevados de valores calo ricos y es muy pobre en grasas. Contiene hidratos de carbono, algo típico en la dieta mediterránea. Otro falso mito que acompaña al pan es el que reitera que la miga del pan engorda mucho. También es incorrecto. Ambas forman parte del mismo producto. Realmente lo que pasa es que la corteza del pan se deshidrata en el proceso de horneado y el interior queda más húmedo y de ahí su aspecto esponjoso.

2.- LOS ALIMENTOS INTEGRALES TIENEN MENOS CALORÍAS

Otro de los mitos que circulan en la actualidad. Los productos integrales suelen contener cantidades de calorías similares a los productos no integrales. Lo que realmente hace que un producto sea integral es su alto contenido en fibra. Tanto el pan como el pan integral tienen las mismas calorías. La ventaja de los productos integrales es que la fibra agiliza y mejora el tránsito intestinal y sacia más como alimento.

3.- LOS ALIMENTOS FRESCOS SON MÁS NUTRITIVOS QUE LOS CONGELADOS

Este es un falso mito y de los que más circulan. Se dice que al congelar los alimentos estos pierden numerosas propiedades, sobretodo sus proporciones nutritivas pero esto es falso. El frío del congelador o de una nevera no altera las propiedades de los alimentos. Un pescado fresco te va a aportar el mismo número de nutrientes que si los comieras congelados.

4.- MI METABOLISMO ES MUY BAJO, POR ESO ENGORDO

Otra leyenda falsa. Normalmente, las calorías necesarias para cada persona vienen indicadas por el peso, la edad y la talla de cada uno, lo que se llama metabolismo basal. Cuanto mayor sea tu peso, mayor será tu metabolismo. No es el metabolismo el que se encarga de regular nuestro peso. La masa muscular es la que se encarga de eliminar calorías, por eso se recomienda hacer ejercicio físico y deporte.

5.- COMER CHOCOLATE FAVORECE LA APARICIÓN DE ACNÉ

alimentos

Este es uno de los mitos que más corren hoy en día. Muchos estudios han sido los que han desmentido este mito. El acné que aparece en la cara es provocado por las alteraciones hormonales que provocan segregaciones de grasa en la piel, es algo que no tiene nada que ver con los alimentos. Un ejemplo de este mito es cuando las mujeres embarazadas sienten la necesidad de ingerir este alimento en el periodo pre-menstrual, donde se producen desarreglos hormonales. La aparición de granitos durante este periodo se asocia al consumo del chocolate y no a los cambios sufridos a lo largo del ciclo.